Juegos Olímpicos Río 2016, los peores accidentes